Complicado pero no imposible.

No busco la perfección. No aspiro a que me convine con las cortinas o con la tapicería del salón o que haga juego con los cojines de mi cama.

No necesito que resuelva ecuaciones de segundo grado, tampoco que vaya al supermercado en mi lugar (cosa que estaría bien). Tampoco que me escriba poemas románticos o que me lleve el desayuno a la cama (cosa que le agradecería).

Llevo tiempo buscándolo, pero no es fácil. Podría verlo mientras paseo, o verlo en algún escaparate con un gran cartel que me indicase que ahí está, que ese es el correcto; tal vez en una tienda especializada, para así hacerme más sencilla mi búsqueda. Continuar leyendo “Complicado pero no imposible.”

Me gusta, no me gusta.

Llegar a casa, llego cansada y me duelen los pies, huelo el café hecho del mediodía, su olor aún recorre los pasillos y las habitaciones. Entro al salón, por fin me siento, noto cómo mis músculos se relajan y para hacerlo aún más placentero me enciendo un cigarro, me gusta cada calada que doy, oigo como se consume, pero no me gusta el olor que queda en la ropa.

Oigo unas llaves, la puerta se abre, llegas a casa, me gusta que me preguntes cómo me ha ido el día, te sientas en el sofá conmigo, me gusta que me rodees con tus brazos, que me pueda acurrucar a tu lado, que sepas como soy y que sigas aquí conmigo, porque no soy perfecta. Continuar leyendo “Me gusta, no me gusta.”

Comienza un nuevo año, una nueva oportunidad.

Quería despedir el año como se merece, porque para mi el 2013 no ha estado tan mal, me han pasado muchas cosas nuevas, cosas buenas y malas como a todo el mundo y así me he dado cuenta de quienes de verdad están a mi lado. Y, aunque desde la distancia, tengo muy presente quien está conmigo, quiero agradeceros a todos el estar ahí en mayor o menor medida, ayudándome o entorpeciéndome, me da igual, porque a causa de todo, estoy donde estoy hoy, y estoy encantada. Cuando se acerca un nuevo año hacemos balance de todas las metas y objetivos que nos planteamos, las sonrisas compartidas y de los sueños que aún nos quedan por cumplir. Más de la mitad seguro que no lo hemos logrado, pero no te preocupes, nunca hay que preocuparse en exceso porque seguro que muchas otras cosas buenas han impactado en nuestra vida haciéndonos disfrutar. Continuar leyendo “Comienza un nuevo año, una nueva oportunidad.”