Las Kellys en pie de guerra

“Las que limpian” claman contra sus condiciones laborales. Las limpiadoras de hotel recorren unos 15 kilómetros al día arrastrando carros de casi 100 kilos y hacen unas 30 habitaciones por jornada a cambio de un salario muy bajo.

 

 

Eva Escolar es limpiadora de hotel. Es una “Kelly”. De “Las que limpian”. No importa cuan sucia esté la habitación a limpiar. Sólo dispone de veinte minutos para hacerlo.

Y si una estancia se encuentra hecha un auténtico desastre, “Las Kellys” -‘Las Que Limpian”- deberán alargar su jornada laboral sin cobrar nada a cambio.

La temporalidad y precariedad rigen su día a día.  Incluso en alguna ocasión señalan que son ellas mismas las que tienen que comprar los productos de limpieza. Las duras condiciones de trabajo les pasan factura. Eva denuncia graves problemas de espalda como lumbalgia o hernias discales.

Insiste en que la situación podría solucionarse si los hoteles y empresas de contratación temporal no tuvieran tanto afán por abaratar costes.

“SI NO HAY FREGONA PONTE DE RODILLAS Y LIMPIA DE RODILLAS”.

Llevan meses manifestándose exigiendo mejores condiciones laborales. Recorren España entera para hacerse oír y luchar por sus derechos.

Si se quejaran en su trabajo serían despedidas, denuncian.

 

 

Más reportajes en Sin Filtros. 

Deja un comentario